Seleccionar página

Una vez que llegamos a cierta edad, intentamos evitar a toda costa que los años que pasan se noten en nuestro rostro: tememos a las arrugas. Son inevitables debido al proceso natural de envejecimiento y la gravedad, pero existen algunos remedios caseros para las arrugas que te ayudarán a prevenir el envejecimiento prematuro y reducir la aparición de líneas de expresión.

Aguacate

El aguacate contiene gran diversidad de nutrientes y aceites que pueden proporcionar lozanía a la piel. Su alto contenido en selenio, potasio, folato y caroteno ayudará a la regeneración de las células de la piel y a mejorar su elasticidad. Tritura el fruto de un aguacate hasta obtener una pasta suave y seguidamente aplícala sobre el rostro. Déjalo actuar durante diez minutos para que la piel pueda absorber todos los beneficios del fruto.

Aloe Vera

El Aloe Vera es una planta milenaria ampliamente usada y reconocida para nutrir la piel y embellecerla. Pero también tiene algunas propiedades de curación de la piel increíbles: es  antiinflamatoria, cicatrizante y puede aportar elasticidad a la piel, reduciendo considerablemente la aparición de arrugas. Además es fácil de aplicar: simplemente corta la hoja de Aloe Vera de forma transversal y frota la sustancia directamente sobre el rostro.

Claras de huevo

Las claras de huevo son una fuente rica en potasio, magnesio, proteínas y riboflavina que pueden hidratar y ayudar a reparar los tejidos de la piel. La aplicación de una máscara de clara de huevo ayudará a reparar el daño causado por los radicales libres, a tonificar la piel y también a reducir los poros.

Aceite de oliva

El aceite de oliva puro y simple es uno de los mejores remedios caseros para las arrugas. Todo lo que necesitas hacer es masajear unas gotas de aceite de oliva virgen extra sobre la piel. Este se absorberá rápidamente en la epidermis. El aceite de oliva es una fuente rica en vitaminas y ácidos grasos que pueden hidratar la piel y restaurar parte de la flexibilidad que se puede agotar con el paso del tiempo.

Mascarilla de pepino y yogurt

El pepino aclara y nutre la piel con minerales y vitaminas, pero al mezclarlo con las propiedades hidratantes del yogur griego, obtendrás uno de los mejores remedios caseros para las arrugas. Para hacer una mascarilla casera antiarrugas, haz una pasta con 1/2 pepino, un puñado de hojas de menta y agrega media taza de yogur griego. La maravillosa combinación de vitaminas y otros nutrientes de esta mascarilla ayudará a prevenir la aparición de arrugas.

Si bien los remedios caseros para las arrugas pueden mejorar la apariencia de la piel, otra manera efectiva de evitar las arrugas es proteger tu piel del sol.

El estilo de vida también afecta la apariencia de tu piel. Evita fumar, ya que es un hábito que puede resecar y arrugar la piel. Sigue una dieta saludable rica en frutas, verduras frescas y baja en alimentos procesados para reducir el riesgo de aparición de arrugas.

Las arrugas pueden ser una fase natural del proceso de envejecimiento, pero afortunadamente existe una gran variedad de remedios caseros con los que puedes probar para prevenirlas o reducir su apariencia.